Los portabebés NO ergonómicos

portabebes ergonomico

portabebes ergonomico

La semana pasada aquí, en mi pueblo, celebramos el día de San Pancracio, como cada 1 de mayo. Es un día donde caminamos hacia un paraje que se llama La Torre donde está situada la ermita de San Pancracio. Debe estar a unos cuantos kilómetros del pueblo, no muchos porque es costumbre que cada año vayamos andando, o acerquemos los coches hasta el punto más cercano donde se pueda dejar aparcado y terminemos el camino a pie. El último tramo es un camino que no está asfaltado por lo que es muy difícil transitar por él con los carritos de bebé, con lo cual, ese día se ve a muchos papás y mamás con sus niños colgados con mochilas, la mayoría de ellos con mochilas denominadas no ergonómicas o colgonas (las reconoceréis porque el niño va colocado como si fuera “un palo” con las piernas muy estiradas y normalmente mirando hacia el frente “no se vaya a perder el mundo“).

Lo cierto es que a los padres se les ve muy felices y a los niños también, así que ¿por qué son tan perjudiciales estas mochilas?, pues vamos a hablar de algunas de sus defectos que hacen de estas mochilas tan dañinas:

– El bebé queda demasiado separado del cuerpo del porteador y está muy abajo, por lo tanto corre el riesgo de desequilibrar y caer hacia delante. Esto ocurre porque estas mochilas no tienen un correcto ajuste personalizable a la persona que lleva al bebé, sino que tiene varias posiciones a las cuales se tiene que adaptar (o no) el porteador.

– Su forma rígida provoca que el bebé tenga la columna totalmente recta. Al contrario de lo que mucha gente piensa, la mejor posición para el bebé es la posición curva natural que ellos mismos cogen, de otra manera estamos forzando su postura.

– En la mayoría de estas mochilas, el hueco donde reposa su peso es demasiado estrecho, con lo que está provocando que todo el peso recaiga sobre su zona genital, algo nada recomendable, sobre todo para los varones.

– Al recaer su peso en los genitales sus piernas van colgando. Esto puede forzar las caderas del bebé y llegar a deformarlas provocando displasia o dislocación de cadera como explica el  Instituto Internacional de la Displasia de Cadera.

recomendacion mochila colgona

Nunca deben ir mirando hacia afuera: esta postura les hace forzar aún más la espalda, no les permite apoyar la cabeza y no le sostiene correctamente la columna, pierde la referencia visual de sus padres (es importante ya que pierden la visibilidad con sus padres y piensan que van solos pero no pueden detenerse ya que van empujados). Además les provoca sobreestimulación y se pueden sentir muy nerviosos e irritables.

mochila NO ergonomica

Estas serían algunos de los puntos negativos de este tipo de mochilas. Ahora bien ¿por qué son las más usadas?, supongo que por la desinformación y, creo que sobre todo, porque puedes poner al niño “mirando al mundo“, algo que, como ya hemos visto, no es nada bueno para él.

Y os preguntaréis ¿entonces por qué las venden si no son buenas para los bebés? Pues porque cumplen la normativa ya que aguantan un peso determinado por el fabricante y no son tóxicos. Estas mochilas suelen aguantar hasta 9 kilos, ¡las ergonómicas aguantan hasta los 20!.

Yo todavía porteo a mi hijo en una mochila portabebés ergonómica y cada vez que me ven escucho las mismas preguntas “¿pero, todavía lo llevas ahí?” “¿no te va a destrozar la espalda con lo que pesa?” “pobrecito, no puede ver bien lo que pasa a su alrededor” (cuando va delante). Mis respuestas siempre son las mismas: Lo llevo aquí porque le gusta y va comodísimo, no me destroza la espalda porque esta mochila reparte muy bien el peso, te sorprendería ver lo que cambia de sujetarlo en brazos a usar esta mochila. Y con respecto a que no ve bien, siempre digo que él ve perfectamente lo que pasa a su alrededor, ya que puede mover su cabeza y los laterales los tiene libres para observar el mundo.

A mí me encanta portear a mi hijo, y lo hago cada vez que puedo, cada vez me resulta más difícil porque ya tiene casi 2 años y prefiere ir andando o en su moto 🙂

Puedes encontrar una gran cantidad de portabebés ergonómicos en este enlace.

¡Comenta y comparte!

6 comentarios

  1. Pingback: Portabebés: la solución para tu día a día. | Siénteme

  2. Pingback: Cómo saber que estoy porteando de forma segura a mi bebé | Sienteme Crianza

  3. Pingback: Elsa Pataky cambia las "colgonas" por mochilas ergonómicas | Sienteme Crianza

  4. Pingback: Portabebés: ¿por cuál empiezo?

  5. Pingback: Porteo con niños mayores, el porteo no es solo para bebés

  6. Pingback: Portabebés: la solución para tu día a día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *