Cuando aprieta el calor, ¡dar teta es lo mejor!

teta-verano

Grábate esta fracesita en la cabeza porque vas a necesitar recordarla cuando tu bebé se pase el día en la teta, sobre todo los días calurosos. Por la zona de Alicante todavía no hemos tenido un día de “calor de verdad” pero recuerdo los 2 veranos que he pasado con mi hijo, y se pasaba el día pidiendo teta a causa del calor.

Si das lactancia materna a demanda y exclusiva debes darle cada vez que te pida, a veces podrá ser cada media hora y otras cada 15 minutos, los niños suelen hacer tomas rápidas y cortas cuando hace calor porque así se toman la leche más “aguada” y calman su sed. Observa cada cuanto te pide porque al no tomar otro alimento ni agua, tiene que mantenerse bien hidratado.

Cuando son más mayorcitos y llega el verano puede pasar que te pidan más porque la ven más al alcance de sus ojos: vamos en bikini, llevamos más escote, y he observado que eso les hace reclamar más “su teta”.

La mamá también debe mantenerse bien hidratada, ya que la falta de líquidos puede causar más cansancio. Lleva siempre una botella de agua y procura beber 2 litros de agua al día.

Con respecto dar agua u otros líquidos a los bebés (infusiones, zumos) que son alimentados con lactancia materna he de decir que algún pediatra te dirá que durante el verano tu bebé va a necesitar beber agua, pero si le amamantas siempre que te pida no la va a necesitar, por mucho calor que haga, con tu leche tiene todo lo que necesita: alimento e hidratación.

Si vas a estar todo el día con la teta fuera y no te gusta enseñarla en público (a mi me da igual enseñar la mía, lo que peor llevo es dejar la barriga al aire) puedes usar ropa de lactancia. Son camisetas y vestidos con una abertura especial que te proporcionan la máxima discreción para amamantar a tu bebé.

Prepárate para cuando llegue el calor y no te preocupes si tu hijo te pide mamar más de la cuenta:
– No te has quedado sin leche, tu hijo toma más porque tiene sed.
– Tu leche no se ha hecho agua, hay muchas mujeres que llega esta época y dicen “Tuve que dejar la teta porque se me hizo agua la leche”, la notarás más aguada porque tu hijo hace tomas más cortas.
-Tu hijo no está pasando hambre, toma más a menudo por el calor y la sed.

Disfruta de este verano junto a tu hijo 🙂

¡Comenta y comparte!

5 comentarios

  1. Pingback: Mamá ¡TETA! | Siénteme

  2. Natalia   •  

    Muy buenos consejos! Yo los seguí (estos y otros muchos, como no escuchar a los metomentodos jejeje) y he logrado 5 años de feliz lactancia!! Ya hace 6 meses que no tenemos tetita, pero fue decisión de mi niña, así que super feliz!!

    • María del Mar   •     Author

      Gracias por tu comentario Natalia, me alegro por ti y por tu niña de esos 5 años disfrutando juntas con la lactancia. Un saludo!

  3. Pingback: Mamá ¿y tú cuándo te duchas? - Sienteme Crianza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *