No has tenido infancia si…

no-has-tenido-infancia-sienteme

Hoy hemos pasado un gran día junto a nuestra familia en la playa, después hemos ido a un pequeño parque de atracciones y a la vuelta, en el coche, mi hijo se ha quedado dormido porque estaba rendido, te puedes imaginar lo bien que lo hemos pasado. En ese momento de carretera me ha venido a la mente varios recuerdos de mi infancia, uno me ha llevado a otro y os paso esta lista en la que creo que te puedes sentir identificad@ conmigo.
Son situaciones que todos (o casi todos) hemos vivido en algún momento cuando éramos pequeños, no has tenido infancia si:

– No te has quedado dormido en las rodillas de tu madre en el coche. Este es el primer recuerdo que me ha venido puesto que ahora los niños van sentados en sus sillas de seguridad y no pueden vivir ese momento que nosotros sí pudimos, volver de un largo viaje y acomodarte en las rodillas de tu madre para dormir un rato, si cierro los ojos puedo sentir el placer de ese momento…

– No has viajado en un coche (en mi caso, un Renault 5 amarillo) lleno de hermanos y primos. Si recuerdas antes los niños contaban como media persona al viajar en coche, así que podíamos ir 8 niños en la parte trasera y a veces otros 2 en el asiento del copiloto. No necesitábamos televisión en el coche para entretenernos.

– No te han dejado bañarte en la piscina hasta que hicieras la digestión. El mito del corte de digestión nos persigue hasta nuestros días, todavía hay padres que lo utilizan, ¡incluso en la televisión dedican unos minutos cada año cuando empieza el verano!. Tengo una tía que sigue manteniendo a ralla este tema con sus hijas de 20 y 25 años 😛
Por suerte mi madre no era de esas y nos dejaba bañarnos después de comer si el día era caluroso, eso sí, teníamos que comer hasta segundos antes de meternos al agua (para que la digestión no empezara su proceso…jajajaja)

[Tweet “No has tenido infancia si no te han dejado bañarte en la piscina hasta que hicieras la digestión :)”]

– No te han hecho salir de la piscina cuando llovía con la frase de: ¡salir, que os vais a mojar! A día de hoy me sorprendo saliendo de la piscina corriendo cuando se pone a llover…Con lo fantástico que es esa sensación de sentir las gotas debajo del agua, se ve que el miedo al resfriado se quedó anclado en mi mente.

Seguro que puedes añadir más situaciones a esta lista ¿me ayudas a completarla? Escríbela en los comentarios 🙂

Photo Credit: Diego F. Gonçalves via Compfight cc

¡Comenta y comparte!

7 comentarios

  1. Mari Carmen   •  

    No has tenido infancia…Si tu madre para obligarte a comerte el bocata de la merienda no te ha dicho ” tienes que comértelo todo porque el pico es lo q mas alimenta”

    • María del Mar   •     Author

      jajaja, eso no lo había escuchado nunca! Buen truco para comerte todo el bocata 😛
      Gracias por comentar!

  2. Naikari25   •  

    -No has sido niño si durante las vacaciones escolares no tenías una postilla continua en las rodillas de ir al parque, de ir con la bicicleta, con patines… eso sí, sin rodilleras, coderas, parques de asfalto…
    -Y como no, ir a toda velocidad por las calles con una bicicleta sin frenos heredada de vete a saber quien, en bañador y con chanclas, jajajaja

    Me ha encantado tu post, lo de ir encima de un adulto durmiendo en un viaje largo era algo habitual. Y por supuesto, ir con tu hermano jugando en la parte de atrás del coche, sentada en el suelo y un juego en el asiento, sin dudarlo.

    Un beso

  3. Pingback: 10 juguetes para bebés de 0 a 2 años

  4. Pingback: 6 peligros que (por suerte) ya no corren nuestros hijos

  5. Pingback: Las necesidades afectivas de los niños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *