Cómo ponerte de parto y no parir en el intento

como ponerse de parto

Cuando estás embarazada lo último que quieres pensar es en el momento del parto, prefieres vivir al margen durante la dulce espera, pero cuando se acerca la fecha las ganas de abrazar a tu bebé por primera vez superan tus posibles miedos a dolores y contracciones. A veces nos desesperamos tanto que necesitamos provocar la llegada de nuestro bebé de alguna forma. A estas alturas pensaba estar escribiendo con mi niña encima de mi pero sigo esperando su llegada.

Hemos gastado la primera semana del estrenado nuevo año 2015, me encuentro en la semana casi 41 de embarazo y siento que ha pasado una eternidad desde que lo anuncié. Es increíble cómo los primeros meses pasan tan rápido y de repente el contador se para y las semanas pasan muy poco a poco, si a esto le sumas sobrepasar la fecha probable de parto la desesperación es máxima. Llevo días probando técnicas que dicen ayudar la llegada del parto pero de momento el deseo de mi niña por permanecer dentro de mí gana, con mi hijo me pilló por sorpresa puesto que se adelantó 3 días (no es mucho pero el hecho de no pasarte de fecha hace que lo vivas de otra forma) después de una cena con picante y un buen vaso de chocolate caliente (¡en pleno mes de julio!).

Estas son algunas técnicas que puedes llevar a cabo si, como yo, estás a la espera de la llegada de tu bebé:

• Beber chocolate caliente: el chocolate tiene múltiples propiedades, y una de ellas es que es un excitante y esto hace que el bebé se mueva en cuanto lo pruebas, no hay una base científica pero las abuelas siempre han dicho que una buena taza de chocolate caliente hace que el bebé se mueva más de la cuenta y empiece el proceso de parto.

• Comida picante: el picante hace un efecto parecido al del chocolate en el cuerpo y también puede provocar la llegada del momento del parto. Como os he dicho antes, en mi primer embarazo tras una cena picante junto a un vaso de chocolate caliente mi cuerpo se preparó y a las tres horas rompía aguas mientras dormía.

• Sexo: al mantener relaciones sexuales y llegar al orgasmo el útero tiene pequeñas contracciones que pueden desencadenar en contracciones de parto, todo esto no es instantáneo con lo cual disfruta el momento sin miedo y luego espera a ver si tienes resultados. Además el esperma del hombre contiene prostaglandinas que son las hormonas que se utilizan para inducir el parto.
Si hemos roto aguas no debemos practicar sexo por riesgo de infección.

• Caminar: una buena caminata también puede ayudar a la llegada del parto, al igual que subir escaleras, mantén tu cuerpo activo para que el bebé note tus movimientos y se anime a moverse para salir y dar la bienvenida al mundo.

Todas estas “técnicas” las he probado durante esta semana y no han funcionado en este embarazo, está claro que los bebés salen cuando ellos quieren. Me falta probar el aceite de ricino pero me lo estoy pensando porque he leído cosas buenas y malas (gente que se lo toma, a las dos horas está de parto y genial y gente que le provoca vómitos y diarrea), así que de momento opto por confiar en mi cuerpo y en el momento que elija mi bebé.

¿Has probado alguna de estas técnicas para adelantar el parto? ¿Conoces alguna otra que pueda probar? Estaré encantada de leer tus comentarios y llevarlas a cabo 😉

Photo Credit: Tafkabecky (Becky Bokern) via Compfight cc

¡Comenta y comparte!

2 comentarios

  1. Sira   •  

    El tronco de la piña creo que también va bien. Pero sabes qué va mejor de todo? Desconectar el móvil, irte a ver una buena comedia al cine y perderte en el campo o donde nadie te conozca, ni pueda decirte “aún no???” 🙂 Espero que todo salga como esperas, MdelMar!!!
    Mil besos!!!

    • María del Mar   •     Author

      Gracias Sira. Todavía estoy esperando… a ver si pronto os puedo dar buenas noticias. Me apunto tus consejos, sobre todo el de perderse por ahí, jeje. Un besazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *